jueves, 7 de julio de 2011

Cuando se premia a la traición.

Recientemente se ha dispuesto el traslado de los restos de Miguel Iglesias a la cripta de los hérores , es decir de los vestigios de quien estableciera el manifiesto de Montán durante la guerra con Chile.

No obstante del "Manifiesto de Montán", puedo observar dos grandes mentiras de Iglesias:

 “Elevé mi renuncia de la jefatura superior al gobierno de Huaraz, previniendo al general Montero que solo por mi propia dignidad e interés nacional daría cima a la pacificación de Chota y Hualgayoc, pero que, cumplida tan enojosa misión, dejaría el puesto al sucesor cuyo nombramiento irrevocablemente exigí”.

 “Quise ganar algún tiempo retirándome a la provincia de Chota, pero desgraciadamente el pueblo inexperto, exaltado por el ultraje que de una pequeña porción del enemigo recibía, exigió combatir y se ensangrentaron las alturas de San Pablo”.

En primer lugar, Iglesias nunca se retiró ni renunció a su cargo, al contrario se aferró a él. En sus propias palabras fue a Chota porque era conocida la solercia y el valor de dicho pueblo, cuna de las rondas campesinas del mundo, en donde jamás entro ni Sendero Luminoso (a pesar que su ideólogo Antonio Díaz Martínez era chotano), ni el MRTA.

Cómo alguien tan hipócrita como Iglesias puede atreverse a catalogar como inexperto a un pueblo que envenenó sus propias aguas para jamás someterse al enemigo, donde las mujeres de Llangodén, Lingán, Casmalca se apuñalaron antes de traicionar a la patria.

Pero hoy no me sorprende estimado lector, que se premie a Iglesias.

Al artículo del diario LA PRIMERA de fecha 06 de julio de 2011, que cuestionara este premio al deshonor, aspecto que felicito, le faltó agregar que Lizardo Montero (Vicepresidente del Perú y contralmirante de la armada nacional en la Guerra del Pacífico (1881 - 1883), mediante Decreto del 09 de noviembre de 1882 borró del escalafón militar por traidor a Iglesias, así como declaró la nulidad de las concesiones de salitre que éste hiciera.

El gran Cáceres precisamente manifestaba “no olvidemos que nuestra meta es llegar a Cajamarca, para abatir de un golpe al traidor Miguel Iglesias, que enarbola el estandarte de una paz humillante”

Pero, ¿qué se podría esperar de Miguel Iglesias - un hacendado de Cajamarca (Gamonal) y antiguo seguidor de Piérola?

¿Porqué creen que LYNCH el cancerbero de la guerra del pacífico reconoció como única autoridad al general don Miguel Iglesias?

Aunque nos duela, en nuestra historia se suele premiar la traición.

Pero no me sorprende.

Cuánto daño hizo Fujimori al país, fraccionando a mis FFAA y PNP, frenando a sus mejores cuadros y promoviendo a oficiales que firmaron una carta de sumisión a favor de un traidor a la patria que el mismo Velasco iba mandar al paredón.

- Hoy el grado de general en todos sus estamentos está supeditado a la decisión política, salvo muy pocas excepciones, son promovidos al sublime rango militar policial, a personas sin mayor trayectoria. Hoy tenemos un número de generales alarmante. Hoy tenemos los generales de escritorio.

- Hoy Nicolás Lucar y Rosa María Palacios son representantes de la “prensa libre” en el Perú, a pesar de que sabemos de su trayectoria.

- Hoy Aldo Mariátegui es el mejor concejero gubernamental, a pesar de que ni siquiera pudo graduarse en su universidad. Aquél que se rasga las vestiduras cuando alguien del extranjero dice que los peruanos somos guachafos, pero no dice ni pío cuando contaminan el Amazonas, porque eso según, este imbécil, es progreso.

- Hoy se acaban de enterar que un proyecto partidario está tratando de negociar aspectos relacionados al gas con Rusia o evidenciando esa posibilidad, e inmediatamente la clase política estéril y vende patria, se rasga las vestiduras…la pregunta es ¿ por amor al Perú? o ¿ por amor al lobby chileno?...

- Hoy, ministro del interior es Miguel Hidalgo Medina. La pregunta es si se llega a saber de los USB dentro de poco ¿será recluso?, hasta las torres más altas se caen, o si no pregúntenle a Fujimori.

- Imagínate hasta Rafael Rey ha sido Ministro de Defensa.

- Hoy es ministro de defensa mi colega el “experimentado en defensa” Jaime Thorne León quien precisamente propuso el traslado de Iglesias a la Cripta de los héroes.

Definitivamente, no me sorprende el premio que hoy se le otorga a Miguel Iglesias.

A modo de colofón comento, que cuando los chotanos pasamos por “Montán”, escupimos al suelo con vergüenza el recuerdo de la vergonzosa sumisión de Iglesias, y miramos a lo lejos con orgullo, “la sabana” hacienda de Eleodoro Benel, llamado por los acomplejados descendientes de virreyes capitalinos “bandolero”…

Eso sí, en lo único que le doy razón a Iglesias en su manifiesto es aquella parte en la que dice a la clase política “ Guerreros de gabinete, patriotas de taberna, zurcidores de intrigas infernales! ¡Cobardes, mil veces cobardes, autores de la catástrofe nacional!.

La pregunta es, ¿cuán responsable es el silencio cómplice de nuestros altos mandos militares y policiales, por éste acto de agravio contra la solercia militar al premiar a un traidor?

En el derecho, el silencio es sinónimo de complicidad.

En el fuero castrense ¿qué sinónimo tiene?

:.Gloria a Grau! :.Gloria a Bolognesi!!

...................