miércoles, 30 de abril de 2014

El crecimiento de la economía China:


EE.UU. está al borde de perder su estatus como primera economía mundial y es posible que este mismo año China se convierta en la principal potencia económica, según datos de importantes agencias de estadística internacionales.

EE.UU. ha sido el líder global desde 1872 tras superar en ese año al Reino Unido. Sin embargo, de acuerdo con el diario The Financial Times, en 2014 el gigante asiático podría desplazar a Estados Unidos al segundo lugar.


De cumplirse estas previsiones, China ascendería al primer lugar de la economía global varios años antes de lo previsto, ya que la mayoría de los expertos creían que esto sucedería en torno a 2019, señala el diario haciendo referencia a las cifras recopiladas por el Programa de Comparación Internacional (ICP, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial.


Según el rotativo, estas estimaciones son las más fidedignas sobre la capacidad adquisitiva de los diferentes países. De hecho, dichas estimaciones, que este año han sido actualizadas por primera vez desde 2005, son utilizadas por organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) para elaborar sus informes y pronósticos.


Tras analizar los precios de bienes y servicios, el ICP ha decidido aumentar el tamaño de la economías de los mercados emergentes, "atendiendo a las estimaciones del coste real de la vida, conocidas como paridad del poder adquisitivo, que se consideran más fiables a la hora de comparar el tamaño de las economías en lugar de emplear la evolución de los tipos de cambio, que rara vez reflejan el verdadero coste de los bienes y servicios".


De este modo, el cambio de revisión metodológico del ICP, que en 2005 estimaba que la economía china era aproximadamente la mitad de la de EE.UU., reflejará un crecimiento mucho más rápido que la economía del país asiático.


En la actualidad se estima que en 2011 el PIB de China representaba ya el 87% del de EE.UU. Por su parte, el FMI calcula que la economía china ha crecido un 24% entre 2011 y 2014, en contraste con el 7,6% que habría crecido Estados Unidos en ese periodo, una diferencia que hace probable que China supere este mismo año a la potencia norteamericana como mayor economía del planeta.