miércoles, 14 de mayo de 2014

CONGA ES A PERU, COMO SUCUMBÍOS ES A ECUADOR: Dos percepciones distintas de progreso.


CONGA:
Qué fue de las exigencias que el Ejecutivo hizo para que el proyecto Conga fuese viable?

Algunos momentos que quedaron en el archivo pero que nos pueden dar luces para entender el estado actual del conflicto, y quizá su futuro: el informe “perdido” del exministro del Ambiente, Giesecke; las recomendaciones de los peritos extranjeros sobre la parte hidrológica del proyecto minero Conga, y las exigencias de Humala, luego de aquel famoso lema presidencial “Conga Va! Si o Si”

Vayamos por partes.

Primero (Giesecke)

Recordemos de qué trata y qué revelaba el informe Giesecke, de 11 páginas, presentado a finales del 2011 al entonces premier Salomón Lerner con las observaciones al Estudio de Impacto Ambiental de Conga, que contaba con la entusiasta aprobación del Ministerio de Energía y Minas. Aquí la nota de Gustavo Gorriti para Ide aguaDL-Reporteros:

Algunos de los más importantes comentarios y objeciones ambientales expresadas en el informe del ministro — al que IDL-Reporteros tuvo acceso— son las siguientes:

a) El informe revela que de las cuatro lagunas que se proyecta desaparecer, solo dos, Perol y Mala, serán vaciadas para extraer el oro. Las otras dos, Azul y Chica, “serán vaciadas y utilizadas       como depósitos de desmontes” [sic]. Es decir, que se secará dos lagunas para acumular desmonte sobre sus lechos.


b) A la vez, el Informe sostiene que “la vulnerabilidad de la zona de emplazamiento del proyecto, por ser una cabecera de cuenca, requiere un análisis hidrológico e hidrogeológico detallado”. De hecho, añade, “no se han realizado estudios que de manera fehaciente demuestren que los depósitos de relaves no producirán filtraciones […] riesgo potencial, toda vez que en el EIA se confirma la existencia de flujos hídricos subterráneos […]. Por ello, el EIA debió haber contemplado estudios complementarios que aclaren estos aspectos. 


c) En las recomendaciones, el informe Giesecke sugiere que, en lugar de vaciar las lagunas Azul y Chica para utilizar sus lechos como depósito de desmonte, “se evalúe la reubicación de dichos depósitos en zonas distintas a las ocupadas por dichas lagunas”.


d) También indica el informe que “la evaluación de los humedales (lagunas altoandinas, bofedales) no se ha desarrollado en función de la fragilidad del ecosistema que se pretende intervenir”. En su visita a las lagunas el 2 de noviembre pasado, el ministro Giesecke dijo, según un despacho de Andina, que “los bofedales y las lagunas cumplen casi exactamente el mismo papel que los glaciares: son reguladores del agua… deshacernos de las lagunas y los bofedales es como meterle dinamita a los glaciares”. Ahora, el informe subraya que el EIA no consideró el efecto de ese dinamitazo ambiental.

Segundo (peritos)
Obviamente, el informe del entonces ministro del Ambiente, que ya planteaba salvar dos lagunas, dejó técnicamente sin pies ni cabeza el EIA del proyecto minero Conga —y eso que contó con muy poco tiempo para emitir sus resultados—. El informe generó tremenda polémica interna en el Ejecutivo. Los detractores hablaban de la influencia del viceministro José de Echave, perteneciente a Tierra y Libertad. Varios sectores presionarían para que no sean renovados en sus cargos, y así fue.
Ante la conflictividad social, el Ejecutivo, ya con nuevo ministro del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, contrató en 2012 a peritos internacionales para que emitiesen una opinión sobre el componente hídrico del proyecto Conga. Claro, su contrato especificaba que no podían declarar inviable nada y solo debían dar recomendaciones para sacar adelante el proyecto cuprífero.
Los peritos españoles Rafael Fernández Rubio y Luis López García, y el portugués José Martins Carvalho, recomendaron preservar dos lagunas y algunos bofedales, confirmando lo dicho por Giesecke.
Así informó El Comercio sobre sus recomendaciones:

a) Evaluar técnica y económicamente alternativas de reubicación o desplazamiento de los desmontes del tajo perol, para tratar de evitar que recubran a las lagunas azul y chica, dada su importancia, sin excluir otras alternativas de compensación hidrológica y ambiental, que pudieran presentarse y evaluarse durante la ejecución del proyecto.


b) Estudiar la conveniencia de ampliar la capacidad de los reservorios para optimizar la gestión del agua generada fluente del área del proyecto.


c) Estudiar la posibilidad de encapsular los rechazos de la planta de tratamiento de aguas ácidas, en un depósito de seguridad.


d) Analizar la conveniencia de emplear las técnicas de tratamiento y refino de aguas ácidas, mediante métodos pasivos (humedales con plantación de totora).


e) Optimizar las condiciones de conservación de los suelos orgánicos, procedentes de diferentes desmontes, en los previstos depósitos de almacenamiento, para mejor preservación de su banco de semillas.


f) Conservar adecuadamente los materiales húmicos procedentes del desmonte del bofedal Perol, para su posterior empleo en labores de rehabilitación internas o externas.

Tercero (exigencias del Ejecutivo)
En resumen, los mismos peritos contratado por el Ejecutivo le recomendaron a Yanacocha salvar las lagunas Azul y Chica, además de encapsular desechos y preservar bofedales. La empresa minera dijo que evaluaría las recomendaciones. El informe de los peritos sirvió para que el Gobierno de Humala emitiese sus exigencias para que el proyecto tenga luz verde.
Así informó Perú.21 (abril del 2012):
a) El mandatario dispuso que se incremente la capacidad de almacenamiento de los reservorios de agua en beneficio de las localidades adyacentes al proyecto Conga y de las 13 provincias cajamarquinas.
b) Que se amplíe la capacidad de almacenamiento de los reservorios para atender mayores demandas de agua. Este incremento deberá ser significativo y, por lo menos, “cuadruplicar la capacidad de almacenamiento propuesta en el proyecto, beneficiando a más pobladores, en especial de Sorochuco, Huasmín, La Encañada y Bambamarca”.
c) Además, Humala Tasso anunció la creación de un fondo social, cuyos recursos se destinarán a la construcción de escuelas, postas médicas, sistemas de agua y desagüe y canales de regadío. Indicó que Yanacocha se compromete a la creación de 10 mil puestos de trabajo.
d) Asimismo, el jefe de Estado precisó que la empresa deberá, tal como lo recomiendan los peritos, tomar medidas para evitar que las lagunas Azul y Chica sean utilizadas como depósitos del desmonte del tajo Perol. Señaló que los ministerios de Energía y Minas, de Agricultura y del Ambiente vigilarán que estas disposiciones se cumplan.
* * *
Pasado cierto tiempo, Yanacocha (Roque Benavides y Javier Velarde) dijo que no podría salvar ninguna laguna, porque económica y técnicamente les era imposible. También dijo que eso de los 10 mil puestos de trabajo era relativo, porque la empresa beneficiaría directa e indirectamente a cientos de miles (según el EIA solo necesitarán 6 mil personas en la parte inicial y 1200 en la siguiente etapa). No hablaron sobre encapsular desechos ni de preservar bofedales. Eso sí: aceptaron la parte de los reservorios. (Lo curioso es que ésta está dentro del mismo EIA del proyecto, o sea, es una parte fundamental, ya que su principal función es servir para las actividades mineras. Los reservorios no son un “regalo extra” para los cajamarquinos; Yanacocha lo sabe, también Humala y sus ministros, pero prefieren fingir que alguito se ganó en la negociación y no meterse más en el asunto.)
Lo de salvar las dos lagunas es apenas un 10% de todo el conflicto, pero ni eso se podrá cumplir ni por la empresa ni por el Estado. ¿El presidente y el ministro Castilla no se sentirán burlados por la empresa minera?
Yanacocha dice que está paralizada desde finales del 2011 y que solo está realizando la parte de los reservorios como si fuesen dos cosas separadas.
En suma en el caso peruano, tenemos, la visión general de un ejecutivo que a raja tabla ha querido y quiere viabilizar un proyecto minero cuestionable en cuanto a su justificación técnica y social; y que a pesar de estar suspendido por ley, sigue siendo ejecutado por partes por la empresa minera; siendo la única barrera de su ejecución la oposición mayoritaria de los pobladores de las zonas rurales de la Región Cajamarca, encabezada por su presidente regional que para colmo está seriamente cuestionado por actos de corrupción con líneas de imputación muy objetivas - un escenario triste para una región cuyos recursos pueden ser explotados responsablemente.


SUCUMBIOS:


Sucumbíos es una provincia del nor-oriente del Ecuador. Su capital es Lago Agrio. Es una de las principales provincias que proveen al Estado del petróleo que necesita para las exportaciones. Se caracteriza por sus bellos paisajes amazónicos, entre ellos el río Aguarico.En esta provincia se encuentra el volcán Reventador (3562m). Sus ríos principales provienen de la cordillera Oriental andina. Entre ellos están el San Miguel, Putumayo, Cuyabeno, Cofanes, Aguarico y Güepí.

Vale decir, Sucumbíos es una región ecuatoriana COLCHON DE AGUA que al igual que la Cajamarquina en Perú, cuenta con grandes reservas de minerales las cuales son importantes para el desarrollo de dichos pueblos.
Sin embargo, el manejo y promoción de la inversión privada en Écuador por parte de su gobierno ante la multimillonaria Chevron, dista mucho de la acción promotora del gobierno peruano ante la transnacional Newmont propietaria del proyecto Conga.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, mostró en setiembre de 2013 ante el mundo "la mano sucia de Chevron" al visitar uno de los miles de pozos en la provincia de Sucumbíos (norte) contaminados por la empresa petrolera hace ya 30 años y que se niega a reconocer.

"Ecuador, América Latina y el mundo esta es una de las mentiras de la empresa Chevron que destrozaron la selva amazónica y la vida", señaló Correa al mostrar su mano con restos de petróleo dejados por la empresa en selva ecuatoriana.
El mandatario ecuatoriano apuntó que el daño ambiental causado por la petrolera estadounidense es 85 veces peor que el derrame de British Petroleum  (BP) en el Golfo de México y 18 veces más que el desastre de Exxon Valdéz en Alaska. Recordó que "30 años después Chevron dice que remedió la contaminación y lo que hizo fue dañar aún más la selva al utilizar las peores técnicas, esto no fue remedio, sino que ocultó con capas de tierra la contaminación". Chevron "quiere argumentar que la contaminación la realizó PetroEcuador cuando la petrolera ecuatoriana nunca tocó estos pozos (...) Utilizaron técnicas anacrónicas para envenenar nuestras tierras y llenarse los bolsillos", indicó Correa tras advertir que "vamos a mostrarle al mundo la mentira y la mano sucia de esta petrolera".

Subrayó que por está contaminación, considerada como uno de los mayores desastres ambientales del planeta "hay personas enfermas, muertos, y prevalece el cáncer en el sector por esta agua contaminada".
Rechazó que a pesar de las técnicas que ya existían en los años 80 para evitar "tamaña desvastación", la petrolera estadounidense no las utilizara "para ahorrarse plata, si hubieran hecho esto en los EE.UU. hubieran ido presos pero como eran los amazonicos no más, en el Ecuador no más, pues no importaba".

El presidente ecuatoriano hizo un llamado a los acciones de Chevron "para que exijan a la compañía o en su defecto que vendan sus acciones para que no sean cómplices de una compañía que hizo tal daño a la Amazonía, que no sea cómplices indirectos de uno de los mayores desastres de la humanidad y de una compañía que no quiere reconocer su responsabilidad".

De igual manera, Correa hizo un llamado a los ciudadanos del mundo a no comprar los productos Chevron.

En 2012, Chevron fue condenada a pagar 19 mil millones de dólares, pero el fallo todavía debe ser ratificado por el máximo tribunal ecuatoriano.

En suma, el caso ecuatoriano evidencia una visión protectora del medio ambiente y de la noción de progreso responsable. Sin duda dos países hermanos, con percepciones distintas de liderazgo y cambio. Bien por Ecuador, triste por mi patria.


……………

Fuentes: Ideele Revista Nº 238

Canal RT

Canal Tele Sur Tv