jueves, 11 de agosto de 2016

¿Tapando el sol con un dedo?: Reflexiones sobre la sentencia del Juzgado Penal Colegiado de Huamanga en el caso de tentativa de violación sexual y tentativa de feminicidio a Cindy Arlette Contreras por Adriano Pozo.

Hace un año atrás, la prensa divulgó un video de seguridad de un hotel en el cual se apreciaba a una mujer corriendo para refugiarse en la recepción y detrás de ella un hombre desnudo que procuraba forzarla a regresar a la habitación a empujones y finalmente arrastrándola del pelo[2]. Fue así que muchos conocieron los nombres de Cindy Arlette Contreras y Adriano Pozo. El incidente mediatizado  ocurrió durante la madrugada del 12 de julio de 2015 y el 22 de julio del presente año, el Juzgado Penal Colegiado de Huamanga emitió sentencia frente al caso[3]. Adriano Pozo fue denunciado por delitos contra la libertad sexual (violación sexual)[4] y contra la vida, el cuerpo y la salud (feminicidio)[5]; ambos en grado de tentativa, pidiendo el Ministerio Público que se le sancione con 18 años de pena privativa de la libertad, al alegar que en el caso había un concurso real de delitos. Sin embargo, el Juzgado Penal Colegiado de Huamanga sentencia absolviendo a Adriano Pozo de los delitos imputados, condenándolo por lesiones leves (un año de prisión suspendida) y obligándolo a pagar una reparación civil de cinco mil nuevos soles.
 
La presente sentencia invita a su discusión, dado que ha desatado indignación por parte de las personas que le han hecho seguimiento al caso, al poder corroborar que el Poder Judicial viene emitiendo sentencias sobre casos en donde se denuncian tentativas de violaciones sexuales y tentativas de feminicidio; en  las cuales relativiza la gravedad de las denuncias, reconduciendo los hechos del caso a lesiones, sancionado con penas que no requieren prisión efectiva a los agresores[6]. A raíz de la sentencia, se han hecho denuncias respecto a la supuesta amistad que mantiene la Presidenta de la Corte Superior de Justicia de Ayacucho con el padre de Pozo, que es regidor de la Municipalidad Provincial de Huamanga[7].
Desde la filosofía de la ciencia y, en parte, de las teorías de la argumentación jurídica, se manejan conceptos como el contexto de descubrimiento y el contexto de justificación[8].  Todo lo referido a la presunta amistad entre Tatiana Beatriz Pérez García-Blásquez y Jorge Pozo Palomino; al igual que los prejuicios del resto del juzgado que hayan influenciado en la sentencia pertenecen al ámbito del contexto de descubrimiento y ello tendrá que evaluarlo la Oficina de Control de la Magistratura con la finalidad de comprobar si la imparcialidad de los jueces ha sido justamente cuestionada. Mientras eso sucede, los operadores del derecho pueden recurrir al contexto de justificación para evaluar si la argumentación del Juzgado Penal Colegiado de Huamanga es correcta y aceptable. En ese sentido, es pertinente citar cual es la impresión del juzgado frente a los hechos ocurridos en la madrugada del 12 de julio de 2015 y los delitos imputados:
 
Respecto al delito de violación sexual: “(…) tan solo se advierte una discusión de pareja, que conllevó a agresiones mutuas en ambas partes, llevando la mayor parte la agraviada, más no se advierte un intento de agresión sexual”(fundamento 32)
Respecto al delito de feminicidio: “(…) Advirtiéndose que si bien [el cuartelero] escuchó decir a la agraviada que la querían matar, sin embargo no era de tal magnitud, pues si [Adriano Pozo] hubiera tenido la intención de matar a la agraviada, al menos se hubiera provisto de algún objeto o elemento para consumar el ilícito, situación que no se dio, (…)” (fundamento 47)
 
Cabe reiterar que los delitos imputados al acusado son en calidad de tentativa y por ello debe tenerse siempre presente el artículo 16 del Código Penal. En ese sentido, la misma sentencia señala lo siguiente:
“La tentativa se conoce como el inicio de ejecución de un delito por medio de actos directamente encaminados a su consumación. Pero no se produce por causas independientes de la voluntad del agente. Para analizar si hubo tentativa, en cada caso concreto, debe analizarse si el autor, de acuerdo con el plan propuesto, se puso en actividad inmediata para la realización del tipo. La intención del agente se puede deducir de actos que la evidencien” (Fundamento 11)
 
 
 
¿Qué sucedió?
 
Complementando los testimonios citados en la sentencia, el conflicto se genera por una escena de celos que Pozo realiza en el cumpleaños de su primo horas antes (la noche anterior): Adriano le reclama a Cindy Arlette por la relación que mantuvo con un amigo y ella le reclama por la escena de celos frente a la familia de Adriano. Los reclamos en el cuarto del hotel son de tal volumen que el cuartelero se ve tentado a subir varias veces, pero al escuchar parte de los reclamos, decide no subir hasta que los gritos se vuelven alarmantes y se acerca para saber lo que sucede en la habitación. El resto puede verse claramente en el video de seguridad divulgado[9].
La agresión física de acuerdo a las dos versiones inicia en el momento en que Cindy Arlette le comunica a Adriano que ya no está dispuesta a seguir con la relación. La discusión que aparentemente iba a “apaciguarse” con sexo en el hotel se torna en un forcejeo con gritos: de acuerdo a la versión de los hechos de Cindy Arlette, Adriano decidió pasar del forcejeo para tener sexo con ella (en la cama) a querer matarla asfixiándola con sus manos por querer terminar la relación (en el suelo). Según el testimonio de Adriano,  el forcejeo se ocasiona (al pie de la puerta) porque él le pide que se casen y ella quiere terminar la relación e irse del hotel.
 
Sobre el delito de violación en grado de tentativa:
Después de evaluar los testimonios brindados, los peritajes psicológicos y  los exámenes médicos; el juzgado concluye lo siguiente:
 
“Por todo lo expuesto, del análisis probatorio comprobamos más bien, que al no existir verosimilitud en el relato incriminador de la agraviada, sin que estuviera corroborado periféricamente, aunado a la negativa pertinaz del acusado a lo largo de todo el proceso; no resulta procedente emitir un veredicto de condena en ese extremo” (Fundamento 35)
La ropa rasgada de la agraviada no es evaluada por no haberse entregado inmediatamente al juzgado. Cindy Arlette alegó que Adriano se arrancó la camisa para desnudarse y violarla, pero su versión se desvirtúa por el testimonio del personal de limpieza que afirma no haber encontrado botones en el suelo. Los peritajes médicos dan cuenta de las agresiones perpetuadas por Adriano en la habitación, pero al parecer, al juzgado le parece aceptable que una discusión de pareja tenga forcejeos, descontextualizando el motivo de las agresiones. El corroborar las lesiones medicamente y la actitud cavernaria de arrastrar de los pelos a su pareja a la habitación del hotel debería ser prueba suficiente para detectar la intensión del acusado. Es importante señalar que para establecer una violación no es necesario acreditar lesiones paragenitales, conforme a la  doctrina jurisprudencial establecida por la Corte Suprema en el Acuerdo Plenario N° 01-2011-CJ/116[10]. Sin embargo, el juzgado no queda convencido de lo visto y cree necesitar pruebas más explicitas para condenar a Adriano. Un aspecto crucial para tener sexo, al margen de que sea su pareja, es el consentimiento de la contraparte[11]: ese es uno de los puntos de partida de la libertad sexual. No obstante, la “negativa pertinaz del acusado a lo largo de todo el proceso” tiene mayor peso a la negativa y resistencia a tener relaciones sexuales de la agraviada, evidenciada en los videos de seguridad del hotel. Entonces, es preferible para el juzgado centrarse en las imprecisiones del testimonio de la agraviada. Es importante recordar que nos encontramos ante un delito en grado de tentativa y que gracias a que Cindy Arlette tuvo oportunidad de escapar y a que Adriano pudo ser reducido por el personal de hotel; no se consumó la violación.
 
Sobre el delito de Feminicidio en grado de tentativa:
“(…) Advirtiéndose que si bien [el cuartelero] escuchó decir a la agraviada que la querían matar, sin embargo no era de tal magnitud, pues si [Adriano Pozo] hubiera tenido la intención de matar a la agraviada, al menos se hubiera provisto de algún objeto o elemento para consumar el ilícito, situación que no se dio, (…)” (fundamento 47)
 
De acuerdo al Plan Nacional contra la violencia hacia la mujer 2009-2015[12], documento que fue usado también por el Juzgado Penal Colegiado de Huamanga, se señala que entre las distintas expresiones de violencia hacia las mujeres se encuentra el feminicidio. Montserrat Sagot y Ana Carcedo indican que el asesinato de mujeres por razones asociadas a su género se da por el deseo de obtener dominación o control[13]. Quedaría claro de los testimonios y del video que la negativa a continuar una relación desencadenaría aquel deseo que las autoras mencionan. Sin embargo, el juzgado procura desestimar la violencia expuesta en el video señalando lo siguiente:
“(…) a criterio del colegiado, no se ha advertido en el acusado un odio, rencor al género de la mujer, en este caso representado por la agraviada en el caso que nos ocupa, muy por el contrario ha participado en la comunión de los roles conjuntamente con su pareja, es decir ha compartido actividades comunes a las mujeres, ejemplo cuando antes de ir a la fiesta de la reunión de cumpleaños, el acusado se puso a lavar los platos, (…)” (Fundamento 52)
 
Si el juzgado no pudo advertir la intención del acusado, debió revisar  mejor el Protocolo Interinstitucional de acción frente al feminicidio[14], el cual indica los criterios para determinar la tentativa de feminicidio cuando no se puede determinar la intención de feminicidio:

  • Vulnerabilidad de la zona atacada del cuerpo de la víctima: De los exámenes médicos efectuados y evaluados por el juzgado se corrobora que hubo lesiones en el cuello, pero que no fueron lo suficientemente intensas para que se reconociera que la agraviada estaba en una situación vulnerable. El juzgado olvida que la agraviada opuso resistencia, encontrándose prueba de ello en las lesiones encontradas en el pecho y espalda del acusado, las cuales fueron evaluadas por peritaje médico. Lo clave de este criterio/indicador es que el peritaje médico señala que basta pocos minutos efectuando presión en el cuello para matar a una persona. El cuello es una zona vulnerable y por ello aquella agresión no debería tomarse a la ligera.
  • Presencia de acciones de violencia previa: De acuerdo al testimonio de Cindy Arlette, Adriano no había sido violento con ella hasta aquel día.
  • Tipo de motivaciones para el ataque y razonamiento del agresor: Debería considerarse la negativa de Cindy Arlette a tener sexo con Adriano y su manifestación de querer terminar la relación. Sin embargo, el juzgado relativiza estos hechos señalando que la situación se debía a un altercado de pareja (celos) y que la motivación de arrastrar de los pelos a su pareja hacia el cuarto de hotel era para hablar sobre su relación de pareja.
  • Dolo o intención de matar: Afirmaciones de Adriano como: “Vas a ser mía, te voy a hacer el amor”, “Si no es por las buenas será por las malas”, “Te voy a violar” y “Te voy a matar”, alegadas por Cindy Arlette quedan dejadas de lado por ser testimonio de parte que no pudo ser corroborado por otra persona.  Sin embargo, el juzgado  sí recoge el testimonio de la agraviada en la parte en la cual ella afirma quedar inconsciente y argumenta que no hubo intención de matar porque el acusado no consumó el delito. Cabe mencionar que de acuerdo al testimonio de la agraviada, ella recobra la conciencia cuando el acusado se dirige al baño a orinar y es en ese momento que decide intentar escapar; acto seguido el acusado desnudo la persigue para llevarla al cuarto de regreso a como dé lugar.

Eficacia del arma o procedimiento del ataque: La ejecución del ataque fue lo suficientemente torpe como para darle la oportunidad de escapar a Cindy Arlette. Debe mencionarse que las manos sirven también como medio para matar a una persona, información que se explica en uno de los peritajes médicos. Partiendo de la premisa que no es habitual en el acusado matar personas, parecería razonable que en su primer intento se evidencie cierto grado de torpeza en su ejecución.  Sin embargo, el juzgado señala que al no portar arma alguna no hubo ánimo de matar y  que el “supuesto ataque” no fue idóneo para considerar la tentativa.
 
Habiendo evaluado los criterios para establecer la intención, cabe reiterar que la consumación del delito no se pudo realizar, dado que Cindy Arlette pudo escapar y que el cuartelero con el dueño del hotel pudieron reducir a Adriano hasta que llegara el Serenazgo. Tanto en el testimonio del cuartelero, así como en el testimonio de una de las oficiales del Serenazgo que llegó a auxiliarla, se indica que Cindy Arlette les dijo que Adriano la quería matar, pero el juzgado prefiere darle mayor relevancia al peritaje psicológico en donde se menciona que Adriano no sería capaz de matar a un ser querido.
 
Comentarios finales:
La perspectiva de género tiene como objetivo hacer visible la desigualdad que se da en el día a día entre personas. Muchos asumen erróneamente que el feminismo viene a ser una mirada espejo del machismo, cuando lo que se reclama es que las estructuras sociales de dominación patriarcal sean destruidas en virtud de un derecho fundamental como el de la igualdad. En el presente caso, nos encontramos ante un claro escenario de violencia que no terminó en un asesinato porque la víctima pudo escapar y porque otras personas pudieron reducir al agresor. Tanto para determinar la tentativa de violación sexual y la tentativa de feminicidio se requiere probar la intensión del agresor pero en estos escenarios el mismo juzgado reconoce que:
 
“(…) en la práctica es poco probable llegar a determinar qué grado de daño se propuso causar el autor con su actuar; no obstante, el medio o elemento empleado así como las diversas circunstancias y factores que rodean a la conducta ilícita, sirven muchas veces al operador jurídico para deducir el grado de daño que perseguía el sujeto activo al desarrollar su accionar lesivo” (Fundamento 67)
 
Siendo esto así, encontramos un claro sesgo en detrimento de la víctima por parte del juzgado a la hora de emitir juicio en la sentencia. En un país como el Perú, en donde se ha institucionalizado la violencia hacia la mujer[15], es imperativo que se fiscalice la labor judicial para no dejar en indefensión a las víctimas de tales agresiones.   Es imperativo recordar lo siguiente:
 

  1. El hecho de constatar que exista una relación de pareja no exime a los altercados de que sean percibidos como violencia de género.
  2. El hecho de lavar platos en casa no es prueba suficiente para calificar a una persona como respetuosa hacia la mujer. El percibir la realización de estas tareas como un mérito o favor implica que hay, por lo menos, una concepción micromachista de por medio[16].
  3. El hecho de que una pareja se hospede en un hotel no es prueba tácita de consentimiento[17] para tener relaciones sexuales, aunque haya sido la mujer la que haya pagado la habitación.
  4. Es reprochable que el juzgado requiera de pruebas más explícitas para  reconocer que en el presente caso se ha ejercido violencia de género. La actitud explicitada en el video de seguridad del hotel debería ser prueba suficiente para evidenciar violencia hacia la mujer.
  5. En ese sentido, procurar darle validez a la versión del acusado, en la cual explica que arrastró a su pareja de los pelos para hablar con ella sobre su relación es deplorable.
  6. Que el juzgado procure esbozar como eximente (fundamento 51) que el alcohol le hizo perder la conciencia de sus actos, es altamente cuestionable, dado que el acuerdo plenario de la Corte Suprema (N° 01-2011-CJ/116) señala que estar en estado de ebriedad no exime de los actos cometidos. Es desproporcionado alegar ebriedad para no darse cuenta de la persecución desnudo y no contemplar que el acusado tenía plena conciencia de a quién perseguía, a quién le oponía resistencia y a quién le rompe el celular para que no se llame a la policía.


Procurar ver solamente lesiones leves omitiendo el contexto en las cuales se realizan es querer tapar el sol con un dedo. Esperemos que el juzgado que analice la apelación del caso, pueda valorar adecuadamente las reflexiones que se desprenden de la sentencia y que tanto la Oficina de Control de la Magistratura, así como el Consejo Nacional de la Magistratura tengan en cuenta los casos en donde se evidencia un sesgo que perjudica a las víctimas de tales delitos como los de violación y feminicidio, en grado de tentativa o no.
 

 
Citas Bibliográficas.
[1] Director del Observatorio de Género Perú, abogado por la PUCP.
[4] Artículo 170 del Código Penal: “El que con violencia o grave amenaza, obliga a una persona a tener acceso carnal por vía vaginal, anal o realiza otros actos análogos introduciendo objetos o partes del cuerpo por alguna de las dos primeras vías, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de seis ni mayor de ocho años (…)”
[5] Artículo 108.B del Código Penal: “Será reprimido con pena privativa de libertad no menor de quince años el que mata a una mujer por su condición de tal, en cualquiera de los siguientes contextos: 1.- violencia familiar; 2.- Coacción, hostigamiento o acoso sexual; 3.- Abuso de poder, confianza o de cualquier otra posición o relación que le confiera autoridad al agente;  4.- Cualquier forma de discriminación contra la mujer, independientemente de que exista o haya existido una relación conyugal o de convivencia con el agente (…)
[6]http://elcomercio.pe/sociedad/lima/lady-guillen-y-lucha-que-no-encontro-justicia-cronica-noticia-1917793
[7]http://utero.pe/2016/07/21/urgente-la-presidenta-de-la-corte-de-justicia-de-ayacucho-es-amigaza-de-la-familia-del-agresor-adriano-pozo/
[8] “La distinción se puede trasladar también al campo de la argumentación en general, y al de la argumentación jurídica en particular (cfr. WASSERSTROM, 1961, y GOLDING, 1984, pp. 23-23) Así, una cosa es el procedimiento mediante el cual se llega a establecer una premisa o conclusión, y otra cosa el procedimiento que consiste en justificar dicha premisa o conclusión. (…) la distinción entre contexto de descubrimiento y contexto de justificación permite, a su vez, distinguir dos perspectivas de análisis de las argumentaciones. Por un lado está la perspectiva de determinadas ciencias sociales, como la psicología social, que han diseñado diversos modelos para explicar el proceso de toma de decisiones que se llega, en parte, por medio de argumentos. (…) Por otro lado, está la perspectiva de otras disciplinas que estudian bajo qué condiciones un argumento puede considerarse justificado. Aquí, a su vez, cabría hablar de una justificación formal de los argumentos (cuándo un argumento es formalmente correcto) y de una justificación material (cuándo puede considerarse que un argumento, en un campo determinado, resulta aceptable). (…) La teoría estándar de la argumentación jurídica se sitúa precisamente en esta segunda perspectiva, esto es, en el contexto de justificación de los argumentos y, en general,  suele tener pretensiones tanto descriptivas como prescriptivas” En: ATIENZA, Manuel. Las razones del Derecho: Teorías de la Argumentación Jurídica, Derecho y Argumentación 2, Lima: Palestra, 2015, p. 31 y 32
[10]://www.pj.gob.pe/wps/wcm/connect/10b3e2004075b5dcb483f499ab657107/ACUERDO+PLENARIO+N%C2%B0+1-2011.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=10b3e2004075b5dcb483f499ab657107

[11] https://www.youtube.com/watch?v=oQbei5JGiT8

[12] http://www.mimp.gob.pe/portalmimp2014/index.php?option=com_content&view=article&id=1019&Itemid=430

[13] SAGOT, Montserrat y CARCEDO, Ana. Femicidio en Costa Rica 1990-1999. San José: Organización Panamericana de la Salud. Programa Mujer, Salud y Desarrollo. Consulta: 18 de junio de 2014. (http://www.americalatinagenera.org/es/index.php?option=com_docman&task=doc_download&gid=564&Itemid=108).

[14] http://www.mimp.gob.pe/files/novedades/protocolo-interinstitucional-feminicidio.pdf

[15] Revisar todas las estadísticas del Plan Nacional contra la Violencia hacia la Mujer 2009-2015 en: http://www.mimp.gob.pe/portalmimp2014/index.php?option=com_content&view=article&id=1019&Itemid=430

[16] https://www.youtube.com/watch?v=-oLWb0021P8

[17] https://www.youtube.com/watch?v=oQbei5JGiT8