martes, 29 de noviembre de 2016

Elogio a las contradicciones.


Fidel Castro ha muerto!. Algunas personas celebran su partida, todo un pueblo digno llora por él. Independientemente de que el dolor del pueblo cubano es absoluto, no deja de llamar la atención la alegría de cubanos que viven de voluntad propia o asilados en Norteamérica por la muerte del denominado Comandante de la Revolución cubana. 

De todas las reflexiones que he podido advertir sobre el tema, me llama mucho la atención la de mi compatriota Mario Vargas Llosa, a quien admiro por su genialidad literaria, basta con leer “La historia de Mayta” para dar fe de ese talento propio de un nobel de literatura. Precisamente, ésta novela a la cual tuve acceso por recomendación de mi hermano mayor, muestra de modo excelente la radiografía de los grupos de izquierda en el Perú, sus contradicciones, su mal entendido dogma marxista que incluso los hace autodenominarse los “intérpretes auténticos del marxismo o socialismos” y sobre todo la fragmentación de sus grupos: partido comunista, trotskistas, socialistas, etc, etc, muchos de ellos se han autodenominado “los amigos – hermanos de la revolución”, a esta generación de dinosaurios nunca les he creído. 

Mario Vargas Llosa ha dicho lo siguiente: “La historia hará un balance de estos 55 años que acaban ahora con la muerte del dictador cubano. Él dijo que la historia le absolverá. Y yo estoy seguro de que a Fidel no lo absolverá la historia”, también ha manifestado “Ninguna dictadura latinoamericana ha durado los 57 años de la dictadura cubana, hay casi cuatro generaciones de cubanos que sólo conocen la dictadura y entonces su muerte es como bolita de nieve que empieza a correr, es como la muerte de Stalin, como la muerte de todos los grandes dictadores”

Éstas aseveraciones, por más desencajadas que encuentro, no restan para nada mi admiración del nobel de mi patria, pues lo admiro como literato, sin embargo su sentido político y pasiones personales muchas veces acaban por confundirlo. 

Digo esto porque en algún tiempo Vargas Llosa homenajeaba la revolución cubana y mostraba a Fidel Castro como un romántico guerrillero, así llegó a calificarlo. Pero no es de sorprenderse. Al nobel peruano, en cuanto se refiere a política, lo siegan experiencias personales, y no lo digo por el evidente odio que le tiene a todo concepto de Fujimorismo que nace en su derrota electoral del 90, por más que él lo niegue, la vanidad, se dice, es el pecado favorito de los hombres, ni que decir de las damas; lo digo porque en cuanto a la revolución cubana, que es el tema que ocupa el presente, fueron experiencias personales las que lo distanciaron de este movimiento.

Conocido es que un año después de su visita a la URSS (1966) recibió el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos por su obra La casa verde, premio que según algunos entendidos originaría su distanciamiento con el movimiento revolucionario cubano, pues se dice que luego de tal evento, se negó a entregar una donación de 25 mil dólares como apoyo al proceso revolucionario iniciado por Ernesto Che Guevara en Bolivia, pese a haber sido un acuerdo entre el autor de la Conversación en la Catedral y Haydée Santamaría - fundadora de Casa de las Américas (asociación que investiga, auspicia, premia y publica la labor de escritores, artistas de la plástica, músicos, teatristas y estudiosos de la literatura, las artes y las ciencias sociales del continente - http://www.casadelasamericas.org), en este contexto se ha dicho, según Vargas Llosa, que el pedido era una farsa, mientras que en posición de la fundadora de Casa de las Américas, ello había sido un acuerdo entre amigos que el nobel habría incumplido, en este extremo de cuestionamiento Haydée Santamaría criticó que Vargas Llosa prefirió comprarse una casa que cooperar con la gesta del Che Guevara en Bolivia a lo cual se había comprometido, tildándolo incluso de escritor colonizado, vanidoso y despreciador de pueblos; independientemente de que solo estos actores saben la verdad, lo innegable es que el hecho existiría, en ese modo puede explicarse que cuando recibe el Premio Rómulo Gallegos, Vargas Llosa proclamó que “dentro de cincuenta años habrá llegado a todos nuestros países, como ahora a Cuba, la hora de la justicia social y América Latina entera se habrá emancipado del imperio que la saquea”. 

Y es que así es Vargas Llosa, consecuente con la exquisita literatura, pero contradictorio en su plano político. Nos encandila con obras como La Historia de Mayta, El sueño del Celta, La ciudad y los perros, etc…sin dejar esa genialidad, pero en el plano político es una suma de contradicciones con calificativos exentos de objetividad plena sobre todo cuando se trata de criticar modelos de gobierno que no ampara el estatus quo. 

Hoy mi compatriota, dice que la historia no absolverá a un guerrillero que tildó de romántico y revolucionario, hoy admira el modelo económico de la casa del Tío Sam cuando en el pasado la tildó de imperio saqueador, cosa de los genios y de sus contradicciones… 

Por su puesto que la historia absolverá a Fidel Castro, al Che Guevara y a Camilo Cien Fuegos!, y es por una simple razón: pertenecen a la masa de un pueblo que optó por seguir su propio destino, dentro de un contexto histórico político diferente al actual; decisión que pese incluso a un abominable bloqueo económico no ha podido ser doblegada, y cuya verdad solo la pueden saber los cubanos no los analistas de escritorio como nosotros. Condenar a Castro, es condenar a toda la masa de revolucionarios cubanos, incluso aquellos que aún viven en la Habana y los campos de la isla. 

El aislamiento de Cuba no es producto de la voluntad de Fidel, es producto de un embargo económico nefasto con el silencio cómplice de muchos países. 

Comparar a Stalin con Fidel, es un despropósito, producto de los complejos del autor de Pantaleón y las visitadoras… 

Todo proceso histórico tiene sus peculiaridades y contradicciones, por ejemplo Hitler llegó al poder producto de unas elecciones y no por ello no dejó de ser un dictador. Tan solo ese ejemplo muestra que existen contradicciones en los propios procesos democráticos; más aún los procesos revolucionarios y de cambio de los años 70…En el plano del derecho además, sabido es que existen antinomias constitucionales, o sino léase a Otto Bachof que sustenta magistralmente la inconstitucionalidad de lo constitucionalizado en las democracias… 

Quizás a mi compatriota le hace falta pensar que arribado al poder Fidel pudo optar la vía más fácil – acatar los lineamientos de la casa blanca con los beneficios que ello suponía, pero hizo lo contrario y logró lo fundamental en un líder: logró un compromiso de su pueblo para resistirse a cualquier condicionamiento foráneo, liderazgo que ha permitido que pese a cincuenta años de restricciones económicas Cuba cuente con un índice de 0% de analfabetismo y con un sistema de salud gratuito al 100%. 

Si la verdad nos hace libres!...y el mejor camino a la verdad es la educación…su promotor fue un nefasto dictador?...

Cuba es un pueblo educado y culto, pero además comprometido con su visión de mundo, ello explica por qué Fidel era su líder, pese a la delegación de poder hacia su hermano…Lógicamente como en todo gobierno tanto de facto, como democrático, hay errores y abusos… 

Sin contar con los más de 600 intentos de asesinato que tuvo en su contra, el sistema a tratado de derrumbar la mística de este político cubano, en este escenario el 2006 la revista Forbes, determinó que Fidel era uno de los 10 gobernantes más ricos del mundo, fortuna que alcanzaría los 900 millones de dólares. Ante ello el propio líder cubano retó a la revista norteamericana mostrar las pruebas, desafiándola a que si lo hacía el renunciaba a la presidencia cubana (Fuente Diario La Nación de Argentina). Forbes no lo hizo, se limitó a decir que “su cálculo derivaba del poder económico de las empresas del estado cubano”, como si en las 2 472 empresas estatales cubanas no existiera un sistema de contabilidad y finanzas y cuyo buen manejo haya permitido que hasta el 2014, 1024 empresas estatales cubanas hayan ingresado a un procedimiento de perfeccionamiento (consúltese Gaceta Oficial de la República de Cuba en su edición extraordinaria No. 21) teniendo como línea de base la vinculación del salario con los resultados y asistencia del estado a favor de los pobladores y que al menos garantiza el régimen de educación salud que tiene, sumado al índice mínimo de delincuencia…no es un modelo económico perfecto, no lo deseo para mi patria, peno no se puede negar que hay cosas positivas en él.

Respecto del patrimonio de Fidel, sus adversarios nunca han demostrado que ostentara una gran fortuna, siendo que la única propiedad que se le conoce es su casa en La Habana, la cual incluso antes de su muerte sirvió para recibir visitas internacionales…situación diferente fue Fulgencio Batista a quien derrocó y que era propietario de centrales azucareras, refinerías, aerolíneas, productoras de gas, hoteles, empresas en Norteamérica, hasta un banco; ello no miden sus detractores, pues la libertad permite que existan no solo buenos comunicadores, sino también sicarios de la comunicación… El papel aguanta todo…hasta el internet… 

Todo el mundo puede confundirse, hasta los genios literarios como mi compatriota, quien en los 70 decía “Una revolución, si es auténtica, suprime un cierto tipo de injusticias radicales, establece una relación más racional y humana entre los hombres y a mí no me cabe duda, por ejemplo, que en Cuba ha ocurrido así” (Literatura en la revolución y revolución en la literatura. Siglo XXI editores, 1970), mientras que después diría “esa dictadura (Cuba) declinante y putrefacta, antes de desaparecer, dará algunos coletazos todavía, añadiendo sufrimiento e ignominia a ese desdichado país al que ha cabido el triste privilegio de padecer el más largo régimen autoritario de toda la historia latinoamericana” (Diario de Irak. 2003). 

Estas contradicciones y otras, han dado lugar a que se refieran a este ilustre académico arequipeño como “paladín del liberalismo que recuerda a la derecha de toda la vida…En sus amores y sus odios,… es visceral. No busca ni el equilibrio ni la objetividad, lo que a la postre quita eficacia a su mensaje” (Luís Matías López. Fuente Diario el País)… 

Así vivimos con éstas contradicciones…pasó con Rosseau, autor de la base jurídica contemporánea El Contrato Social, quien propugnaba el orden y la convivencia social pero que maltrataba a su mujer a destajo…Le pasó a Heideger en cuanto a las estructuras del lenguaje…hasta Eisten pensó alguna vez que el mundo era estático en su denominada “constante cosmológica”…luego admitió haber estado equivocado…Lo hará algún día Mario?

En suma no podemos atribuirnos ser los portadores de la verdad respecto del fenómeno cubano...fenómeno que de seguir vigente pese a la muerte de su líder, significaría que no se trata de una simple dictadura, por ello la historia de Cuba podría resumirse de modo sencillo en el canto de Carlos Puebla cuya letra dice:

Aquí pensaban seguir, ganando el ciento por ciento
con casas de apartamentos y echar al pueblo a sufrir
y seguir de modo cruel, contra el pueblo conspirando
para seguirlo explotando...y en eso llego Fidel!
(...)
Aquí pensaban seguir, jugando a la democracia
y el pueblo que en su desgracia, se acabara de morir
y seguir de modo cruel, sin cuidarse ni en la forma
con el robo como norma...y en eso llego Fidel!
(...)
Se acabó la diversión...llegó el Comandante, mando parar!

Para mí, Fidel Castro, fue un abogado y político cubano que participó activamente y de manera consecuente en un proceso revolucionario auténtico producto de una etapa contestataria, movimiento diferente a regímenes terroristas como el de sendero luminoso que azotó mi país, Fidel no fue un asesino como Abimael Guzmán, Fidel es diferente a los izquierdistas peruanos, comunistas de escritorio, falsos -  salvo honrosas excepciones, critican la burguesía pero quieren vivir como burgueses.

Para mí Fidel tuvo una visión de futuro de su patria y equivocado o no participó activamente en promover ese futuro cubano ideal, fue de las palabras a lo hechos y se mantuvo en su línea hasta su muerte, creo que el pueblo cubano tiene ese ejemplo, lógicamente deseo para el país del caribe una reforma estructural de sus instituciones y su sistema de gobierno, así como el cese a un inhumano embargo internacional en su contra.

En esa medida, como diría Víctor Hugo, “El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad”. En este extremo un pueblo como Cuba siempre tendrá oportunidades, su alma está íntegra. 

Por otro lado, en palabras de Hegel “También podríamos recluirnos en el egoísmo, que permanece en la playa tranquila, y contemplar seguros el lejano espectáculo”, creo que de ese lado está Vargas Llosa, otrora admirador de escritorio de la revolución cubana hoy su detractor, ahí lo acompañan los cubanos que se alegran de la muerte de un ser humano que pensó diferente a ellos, Fidel.